Los refugios van a abrir poco a poco a lo largo de junio.

Sus capacidades y sus condiciones de acogida se han modificado a fin de tener cuenta la situación sanitaria provocada por el Covid-19.

Así pues, ahora:

- Es obligatorio haber reservado previamente, aunque sea sólo para comer.

- Se debe acudir al refugio con un equipo personal básico (saco de dormir, mascarilla, gel hidro-alcohólico…). No habrá material de cama en las habitaciones, excepto el colchón.

- Cada refugio aplicará una serie de normal propias en función de sus peculiares características, es necesario preguntar previamente al guarda cuales son éstas.

- Se ha establecido que cada montañero firme una carta de compromiso (descargable aquí) e informe a las todos los componentes de su grupo de esta situación particular.”

Top